Experimento Casero: El Grafito como Linterna Casera

Imagina que estamos conduciendo nuestro coche y tenemos una avería. Hemos pinchado la rueda o quizás es algo del motor. Lo malo es que estamos en un lugar sin luz y no podemos ver claramente.

Pues si buscamos por el interior del coche, quizás encontremos un lápiz y un par de cables eléctricos. Entonces estaremos de suerte, ya que con solo estas dos cosas y la batería propia del coche, seremos capaces de construir una linterna casera. Con la que iluminarnos lo suficiente, como para realizar la reparación de la avería y proseguir nuestro viaje.

Bueno, esto no es más que un caso hipotético, pero lo que si es real, es que se puede hacer luz con el grafito del interior de un lápiz.

Partimos de la base que el grafito es conductor de la electricidad y soporta muy bien las altas temperaturas. Lo que lo hacen capaz de ponerse incandescente sin problema durante bastante tiempo. Produciendo luz.

¿Que necesito para hacer este experimento?

- Una fuente de electricidad. Esta puede ser una fuente de alimentación o una batería. Lo importante es que sea capaz de suministrar bastante potencia. La utilizada en el experimento es de 24Vcc y 5A.
- Un par de cables eléctricos. Se aconseja incorporar unos bornes que sujeten el grafito. Ya que este se pone tan caliente que derrite el cobre.
- Y por último, un lápiz, al que sacaremos la mina de grafito. Más o menos 4 centímetros de largo.

Solo resta hacer la instalación eléctrica y darle corriente. Casi instantáneamente, veremos como se empieza a calentar el grafito y ponerse al rojo vivo, empezando a producir luz.

Pero como para todas estas cosas siempre es mejor una imagen que mil palabras. Voy a poner un vídeo tutorial de cómo hacer una linterna casera con grafito.