Truco de Bar: Mover una Lata de Refresco sin Tocarla

Este es uno de los trucos de bar que mas fáciles de hacer y menos materiales se necesita. Pero no por eso es peor o menos vistoso.

Consiste en mover una lata de refresco (vacía) sin tocarla. Aparente mente es imposible, ya que no está permitido ni soplar, ni mover la mesa,… etc.

Solamente se puede usar un mechero. Y muy difícil será que alguien consiga revelar este truco de bar antes de tiempo
.

Este truco se puede realizar en cualquier sitio que tenga una mesa. Pero la mesa ha de ser lisa, de lo contrario no funcionará.

Una vez que todos nuestros amigos o invitados, se hayan cansado de intentar mover la lata sin éxito. Es cuando entramos en acción, para dejar a todos asombrados.

Lo primero que tenemos que hacer es quitar la anilla de la lata de refresco. Luego darle la vuelta y verter sobre la mesa alguna de esas gotas que siempre quedan después de bebernos la lata.

Ponemos la lata boca a bajo sobre las gotitas que hemos dejado en la mesa y la movemos, para sellar con ellas los espacios que pueden haber entre la lata y la mesa (por este motivo la mesa ha de ser muy lisa).

El truco ya está casi hecho. Solo queda encender el mechero y calentar el lateral de la lata. Esto hará que se caliente el aire que está en su interior. Expandiéndolo y forzando a la lata a levantarse. Ya que la única salida de escape es la parte inferior, la que está en contacto con la mesa.

Pero como hemos sellado la salida con las gotitas de refresco. Se crearan burbujas, que al explotar harán que la lata se mueva dando pequeños saltitos.

Y por consiguiente hemos realizado el truco de bar con éxito. Si te ha gustado también puedes ver “El billete que no se quema” o ”Coger la moneda sin mojarse”.
Pero seguro que si lo ves te queda un poco mas claro. Aquí te dejo un vídeo explicando paso a paso y con todo detalle este truco de bar.